Nueva oportunidad para socios minoristas, vuelve el articulo 348 bis LSC

Desde este 1 de enero de 2017 está en vigor de nuevo el art.348 bis de la Ley de Sociedades de Capital. Este articulo permite ejercer el derecho de separación por parte de los socios que hayan votado a favor en junta de reparto de dividendos (mínimo de 1/3 del beneficio repartible), cuando la Junta no la haya aprobado.

Para buscar el origen de este artículo hay que remontarse a la Directiva 2007/36 de la UE que intenta dotar de homogeneización al régimen de las sociedades mercantiles en materia de protección del socio, con carácter previo a la Junta, de intervención en la misma, asistencia telemática, y en definitiva para establecer contrapesos al “imperio de la mayoría” que suele ser impuesto en el gobierno de las sociedades de capital.

Este artículo va a permitir a los socios minoristas contar con un mecanismo de salida, o vía de escape cuando la sociedad no reparta dividendo, intentando dotar de contenido a este derecho, que es uno de los más importantes para quien tiene la cualidad de accionista y así se recoge dentro de los derechos del accionista en la LSC pero que muchas veces ha sido criticado en tanto en cuanto se trata de un derecho vacío de contenido.

light-828547_640-1

Este art.348 bis vino en el año 2011 a trasponer parte de la Directiva y dotar de contenido real el derecho al reparto del beneficio, aunque realmente no estuvo en vigor más que unos meses, puesto que fue suspendido ante la perspectiva de aprobación del esperado nuevo Código Mercantil que todavía no se ha llegado a dar. Finalmente, y tras varias prórrogas de la suspensión decretada, se vuelve a encontrar en vigor, aunque es probable que no por mucho tiempo.

El derecho de separación será posible cuando se den los siguientes requisitos:

  • La sociedad debe llevar 5 años inscrita en el Registro Mercantil. Es indiferente que una vez transcurridos este plazo lleve 1 o más sin repartir beneficio.
  • En la Junta General se tiene que votar en contra de la distribución del dividendo, pero el socio que vaya a ejercer el derecho de separación tendrá que haber votado a favor.
  • El dividendo distribuible será de un tercio del beneficio de explotación que sea legalmente repartible por obligación de dotar reservas, etc.
  • Finalmente, se dispone de un mes de plazo desde la celebración de junta para ejercer el derecho de separación.
  • Las acciones deberán ser estimadas según “valor razonable” por auditor independiente.
  • Este derecho de separación, lógicamente, no podrá ejercitarse en sociedades cotizadas.

Como decíamos, no sabemos cuanto tiempo va a volver a estar en vigor dicho artículo pero sí es seguro que va a causar una gran litigiosidad y va a agitar la vida en muchas sociedades.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s