¿Pueden colocar torres o postes de electricidad en mi finca? ¿Con qué requisitos?

Quizá en alguna ocasión os hayáis preguntado cómo las instalaciones para la distribución de electricidad que se colocan a lo largo de los campos, mediante postes o torres se articulan jurídicamente.

La respuesta a la pregunta la tienen las servidumbres de paso. Una de esas instituciones que aparecen todavía desparramadas en el Código Civil que todavía siguen teniendo una gran utilidad a la hora de constituir derechos reales, esto es, derechos sobre bienes inmuebles, de tal forma que permitan diversas relaciones jurídicas.

Pues bien, y respondiendo ahora a la pregunta del título de la entrada, un propietario de una finca va a estar obligado a tolerar la colocación de dichas instalaciones, siempre y cuando se declare la utilidad pública de la instalación previamente y se constituya la debida servidumbre de paso, que no tendrá carácter voluntario; sino legal. En muchos casos, cuando se apruebe el proyecto y nos demos cuenta que dichas instalaciones para el transporte o distribución pase o esté previsto que pase por un terreno de nuestra propiedad estaremos dispuestos a emprender una batalla legal. Batallas que se suelen producir no solo en torno a la idoneidad del recorrido de los postes de luz, sino también por la indemnización a percibir, y por otras cuestiones más, de todas ellas conocedoras nuestros jueces y tribunales.

1. ¿Qué es una servidumbre de paso?

Una servidumbre como decíamos es un derecho real, que permite al titular de una finca (el dominante) usar o ejercer una potestad o acción sobre otra finca (que será la sirviente). Por ejemplo, en una servidumbre de paso, el dueño del predio o finca dominante tendrá el derecho de pasar a través o por la finca del predio sirviente. En una servidumbre de aguas –las hay de varios tipos- uno puede tener el derecho de hacer pasar unas aguas por o a través de la finca de otro para hacerlas llegar al suyo.

En general, las servidumbres pueden ser o voluntarias (de común acuerdo y basadas en la voluntad de los propietarios) o legales (el ordenamiento bien las impone automáticamente o bien concede a una persona el derecho a realizarla, a solicitarla y al duelo del predio sirviente a tolerarla). Éste es nuestro caso.

2. ¿Qué pasos deberían darse para que se estableciese la servidumbre?

Es preciso acudir a la Ley 24/2013 de regulación del Sector Eléctrico En España en la que se regula dicha servidumbre de paso, art.54 a 58 aproximadamente.

En primer lugar se declara la utilidad pública, por ley, de las instalaciones eléctricas, tanto en generación, transporte y distribución a los efectos expropiatorios. La declaración de utilidad pública es requisito imprescindible de cara a una posterior expropiación forzosa de algún bien o derecho que debe realizarse en el caso de que se plasme o reconozca en la ley por acuerdo del Consejo de Ministros. En este caso, basta con el Ministerio de Industria.

Para este reconocimiento concreto sólo está facultada la propia empresa que vaya a ser la titular de las instalaciones eléctricas. Deberá especificar el proyecto de ejecución de la instalación y una relación concreta e individualizada de los bienes o derechos que el solicitante considere de necesaria expropiación.

3. ¿Qué amplitud tiene la servidumbre de paso?

El art.57 determina que la servidumbre de paso no comprende sólo el vuelo (esto es, el espacio aéreo, o espacio sobre el suelo para colocar postes, torres o apoyos fijos) sino también comprende el paso subterráneo para ocupar el subsuelo con cables conductores, etc.

Además, “una y otra forma de servidumbre comprenderán igualmente el derecho de paso o acceso y la ocupación temporal de terrenos u otros bienes necesarios para construcción, vigilancia, conservación, reparación de las correspondientes instalaciones, así como la tala de arbolado, si fuera necesario.”

4. ¿Sobre qué edificios no puede imponerse dicha servidumbre?

Por último, el art.58 de la Ley del Sector Eléctrico establece límites a la colocación de dichas instalaciones y por ende al establecimiento de dicha servidumbre. Por ejemplo, sobre edificios, centros escolares, deportivos, edificaciones anejas a viviendas construidos antes de decretarse la servidumbre, siempre que sean de tamaño inferior a una hectárea.

Pero la limitación más importante es la que señala que no pueden constituirse sobre propiedad particular si la línea puede instalarse sin variaciones en el trazado superior. Estas modificaciones del trazado son fuentes de abundantes litigios, puesto que no pueden superar determinados requisitos entre los que se encuentra el no aumentar el coste adicional en más de un 10%.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s