¿Qué dice el Tribunal Supremo sobre la aportación de las pruebas periciales en el proceso civil?

La aportación de dictámenes periciales que aparece hoy regulada en los art.336 y ss de la Ley de Enjuiciamiento Civil (LEC) sufrió un vuelco considerable cuando la reciente LEC entró en vigor, allá por el año 2000.

Hoy en día, no sólo es común, sino que dependiendo del procedimiento es la aportación de un dictamen pericial lo que puede decantar la balanza en un proceso hacia una de las partes.

Antes de la entrada en vigor de la actual LEC las partes acompañaban sus demandas o contestaciones a las mismas con escritos obtenidos por ellas mismas, en las que la actividad judicial no intervenía; no tenían el carácter de prueba plena, puesto que sólo los peritos designados por el Juez la tenían. A pesar de ello la jurisprudencia les reconocía cierto valor probatorio, así en la STS 26 de noviembre de 1990: “se trataba de conclusiones técnicas, que el juzgador podría tener en cuenta en el momento de la valoración conjunta de la prueba”. Además “Tampoco podían valorarse los dictámenes como declaraciones testificales, dado que incorporaban juicios de valor” según la STS 4 de diciembre de 1.965.

Hoy en día “se otorga naturaleza probatoria a los llamados dictámenes periciales extrajudiciales, producidos fuera del proceso, que las partes acostumbran a acompañar a sus escritos de alegaciones…” como señala la reciente STS 15 de diciembre de 2015.

Por tanto, hoy los dictámenes periciales elaborados a instancia de una de las partes tienen plena naturaleza probatoria y el Juez puede hacer de los mismos el eje decisorio de la sentencia. Pero, ¿si una de las partes encarga a un perito que haga cierto dictamen, lo será porque le va a ser favorable a sus intereses, no?

Por supuesto, pero ello no obsta para que tenga valor probatorio, siempre y cuando la otra parte no lo desacredite, o bien del dictamen elaborado por ella no resultan unas conclusiones totalmente distintas, en cuyo caso el Juez puede designar un tercer perito ya independiente que también elaborará su propio dictamen.

-Y el dictamen elaborado por el perito judicial suele ser mejor valorado que los que elaboran las partes, aunque parezca una perogrullada, que lo es, pero hay que decirlo.

 En la última sentencia mencionada en la que una empresa de ingeniería reclama de OHL una cantidad en base a unos trabajos realizados (articulados sobre un contrato de arrendamiento de obra) el Tribunal Supremo saca a colación estas consideraciones sobre los dictámenes de peritos. Puesto que OHL, demandada y condenada en 1º y 2º instancia funda su recurso de casación en la errónea apreciación de la prueba, es decir, de los dictámenes periciales aportados por las partes y por el perito judicial:

“ (i) Los dictámenes periciales tienden siempre a favorecer a la parte que los propuso, por ello dichos dictámenes ante la clara y evidente sospecha de falta de parcialidad de los mismos, son siempre valorados por los Tribunales con una extremada cautela, y también “con carácter general aunque no siempre”, los Tribunales tienden a dar mayor valor a los dictámenes periciales practicados en vía judicial que a los dictámenes periciales aportados por las partes al proceso, puesto que la designación de los peritos en vía judicial se produce de forma aleatoria por insaculación, con lo cual el riesgo de imparcialidad del perito es sensiblemente menor;

(ii) Pero es que, además, en el presente caso los informes periciales practicados a instancia de parte son absolutamente contradictorios entre sí, por lo que necesariamente se ha de acudir al informe practicado en sede judicial, por cuanto que el mismo no es un informe pericial más sobre las mismas cuestiones, sino que por el contrario es quizás con mayor entidad una valoración de los informes periciales de las dos partes, por ello el perito que realizó el dictamen en sede judicial no procedió al examen reiterativo de las documentaciones aportadas

por una y otra parte, sino que tuvo en cuenta la documentación en que se habían basado los peritos e hizo una valoración de dicho trabajo pericial, llegando a una serie de conclusiones que no son compartidas por ninguna de las dos partes en su integridad, en cuanto que de las consecuencias de dicho informe pericial se desprende admisión de parte de las pretensiones de cada uno de los litigantes;

(iii) Por ello otorga también mayor credibilidad y mayor fiabilidad a dicho dictamen respecto de los otros aportados a autos.”

 Por tanto, el hecho de que el Juez se aparta de los peritos de parte no quiere decir que los “tache”; sino que evidentemente deben ser valorados en su justa causa. Ésta se puede producir en algunos de los siguientes supuestos:

-Supuestos de vulneración de las reglas de valoración de la prueba por medio de dictamen de peritos.

Me gustan este tipo de sentencias en donde el Tribunal ejerce cierta labor divulgativa, esquematizando los antecedentes:

 “1°.-Cuando no consta en la sentencia valoración alguna en torno al resultado del dictamen pericial. STS l7 de junio de 1.996.

2°.-Cuando se prescinde del contenido del dictamen, omitiendo datos, alterándolo, deduciendo del mismo conclusiones distintas, valorándolo incoherentemente, etc. STS 20 de mayo de 1.996.

3°.-Cuando, sin haberse producido en el proceso dictámenes contradictorios, el tribunal en base a los mismos, llega a conclusiones distintas de las de los dictámenes: STS 7 de enero de 1.991.

4°. Cuando los razonamientos del tribunal en torno a los dictámenes atenten contra la lógica y la racionalidad; o sean arbitrarios, incoherentes y contradictorios o lleven al absurdo.

5ºCuando los razonamientos del tribunal en torno a los dictámenes atenten contra la lógica y la racionalidad: STS 11 de abril de 1.998.

6º Cuando los razonamientos del Tribunal en torno a los dictámenes sean arbitrarios, incoherentes y contradictorios: STS 13 de julio de 1995.

7º Cuando los razonamientos del tribunal en torno a los dictámenes lleven al absurdo: STS 15 de julio de 1.988.”

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s