La pieza de calificación del concurso de acreedores de Lucentum Alicante (I)

La sentencia de calificación del concurso de acreedores del club de baloncesto Lucentum Alicante es tremendamente didáctica y contiene muchos de los elementos que se han venido dando en la gestión de entidades deportivas en nuestro país en los últimos años, por desgracia.

Me ha parecido una buena manera de acabar la serie de entradas sobre la problemática de los concursos de acreedores, habida cuenta de que la empecé tratando el concurso de la Real Sociedad (aquí) diciendo que las principales tropelías que se habían cometido con asiduidad se hallaban presentes en el caso. Y eso que no se sabía que la Real Sociedad se había servido de sociedades en Panamá -aunque tampoco se dicho para qué- (como se ha sabido hace algunas semanas), tal y como ha reconocido su actual Presidente.

Entrando en el caso Lucentum voy a separar por las cuestiones más relevantes de la sentencia pero antes de forma introductoria diremos que este era un club de baloncesto que como tantos otros al llegar la crisis entró en concurso de acreedores al no poder continuar su actividad con los ingresos que venía teniendo hasta el momento, ingresos directos e indirectos que eran municipales en su mayoría. En la tramitación del concurso de acreedores se abrió pieza de calificación que fue resuelta en Sentencia de 22 de enero de 2014.

-Naturaleza de las SAD:

Al parecer alguno de los directivos de Lucentum, condenados por el carácter culpable del concurso se intentaron defender señalando que Lucentum Alicante no era una sociedad mercantil sino deportiva. Y se debieron quedar tan frescos. Una sociedad anónima deportiva evidentemente no es sino una sociedad mercantil con un objeto social que consiste según la Ley del Deporte en la participación en competiciones deportivas…

Como vienen señalado los jueces desde aquel caso de la Real Sociedad el hecho de que existe una mayor discreción en la toma de decisiones dado lo aleatorio del objeto social no implique que no se deban comportar los administradores con la diligencia de un ordenado empresario. Es decir, el hecho de que en un club deportivo se puedan tomar decisiones correctas a priori desde el punto de vista de los gastos, inversión en jugadores, etc y pese a ello no obtener buenos resultados no implica que se puedan tomar decisiones incorrectas, arriesgadas desde el punto de vista contable, financiero, etc con la esperanza de que unos hipotéticos resultados encubran una mala gestión.

-Sobre la participación de entidades públicas en las entidades deportivas.

También dice el Juez con razón evidente que el papel de las entidades públicas, financiando clubes a fondo perdido, vía subvenciones, patrocinios, etc. ha alterado todas las reglas y ha creado situaciones ficticias con clubes que se han encontrado en liquidación una vez retirado ese apoyo. A pesar de no ser objeto del litigio sí dice el Juez que esto ha provocado la ruina en muchas entidades.

Pero este reconocimiento casa mal con el que hace posteriormente de denegar las alegaciones de los administradores que precisamente sostuvieron que fue la actividad del Ayuntamiento de Alicante lo que llevó al concurso al Lucentum y lo que hizo que se agravara posteriormente el estado de insolvencia.

-No confundir responsabilidades.

Muchas administraciones concursales en sus calificaciones señalan o hacen alusión a diversos estados contables o el estar la sociedad en causa de disolución para aducir el carácter culpable del concurso.

Pero no hay que confundir responsabilidades, en una pieza de calificación se discute si el concurso es fortuito o culpable, es decir, si en la generación o agravación de la insolvencia hubo dolo o culpa de los administradores. No se ejercita una acción contra los administradores y tampoco procede la culpabilidad por el hecho de que la empresa se encontrase en causa de disolución.

Por ello “En la Ley Concursal la insolvencia no se identifica con el desbalance o las perdidas agravadas. Cabe que el patrimonio contable sea inferior a la mitad del capital social, incluso que el activo sea inferior al pasivo y, sin embargo, el deudor pueda cumplir regularmente con sus obligaciones, pues obtenga financiación. Y, al contrario, el activo puede ser superior al pasivo pero que la deudora carezca de liquidez (por ejemplo, por ser el activo ser liquidable a muy largo plazo y no obtener financiación) lo que determinaría la imposibilidad de cumplimiento regular de las obligaciones en un determinado momento y, consecuentemente, la insolvencia actual”.

-Legitimados pasivamente por la declaración tardía del concurso

Se discutió ampliamente en la sentencia si los miembros de la Comisión Ejecutiva sólo, y no también el resto de miembros del Consejo de Administración eran responsables de la declaración tardía del concurso de las irregularidades contables.

Hay que recordar que en las SA cuyo órgano de administración sea un Consejo de Administración, éstos a su vez pueden nombrar a un Consejero Delegado o Comisión Ejecutiva. Los afectados aducen que también deberían ser responsables el resto de miembros del Consejo y no sólo los de la Comisión Ejecutiva.

Aquí también tiene palos para todos por el Juez puesto que señala la falta de precisión de la Administración concursal y del MF al no  haber incluido al resto de miembros del Consejo pero dice el Juez que ello lo “único que provoca es la imposibilidad de que esta resolución repercuta a terceros no llamados al litigio, pero no exonera a los llamados. Dicho de otro modo, impide condenar a los no incluidos, pero no excluye condenar a los incluidos, si estos, efectivamente, deben responder”.

Al final se dicta la calificación del concurso como culpable con base en los art.164.2.1º y 165.1.1º esto es, en el incumplimiento de llevanza de la contabilidad dadas las irregularidades que quedaron probadas y por no haber solicitado la declaración de concurso cuando procedía sino casi 2 años más tarde.

También contiene algún pronunciamiento acerca de la responsabilidad del administrador de hecho en el ámbito concursal que quizá cuelgue en otra entrada. La sentencia entera aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s