El carrusel de reformas en la convocatoria de las Juntas Generales

Comenzamos en IusNegotium las entradas relativas al Derecho de sociedades teniendo en cuenta uno de los problemas más importantes de la última legislatura: la deplorable técnica legislativa y la multitud de cambios que no han dejado títere con cabeza y que se han cebado especialmente con la Ley de Sociedades de Capital.

Una de las características más importantes de las últimas reformas es que en todas había un espíritu de simplificación de las normas, de los trámites y de la burocracia para facilitar bien la constitución de sociedades, bien la financiación de éstas y que en última instancia tenían por objetivo hacer más fácil la vida de dichas sociedades. Así han proliferado innumerables decretos, leyes, decretos-leyes de nombres rimbombantes, la mayoría de “flexibilización de tal y tal” o de “simplificación de tal y tal…”.

Carrusel de cambios en la forma de convocar una Junta General.

Veamos el panorama en el ámbito de la convocatoria de Juntas en cuanto a la notificación de la misma. Regulado en el Art.173 LSC hoy basta con insertar el anuncio de convocatoria en la web si ésta hubiese sido creada, e inscrita en el Registro Mercantil. Si no existe tal o no está inscrita es necesario publicarla en el BORME y en un diario de circulación de la provincia. Además, se puede sustituir este procedimiento por una comunicación individual y escrita que asegura la recepción por todos los socios. Y los estatutos pueden establecer sistemas de alerta para avisar a los socios de dichas convocatorias.

Ésta es la situación tras la última reforma por la Ley 1/2012.

Pero vamos a hacer un pequeño repaso hasta llegar aquí:

El RD-Ley 13/2010 establecía como forma de convocatoria la publicación en el BORME o en la web, (sin hacer mención al hecho de que constase inscrita y anotada en el RM). Además, los medios de comunicación individual y escrita sólo eran permitidas para las sociedades de responsabilidad limitada.

Ley 25/2011 (1 de agosto) permitía que la comunicación escrita e individual que sustituyese a la publicación también se ampliara a las sociedades anónimas, no obstante no se podía establecer en sociedades cotizadas o en aquéllas en las que las acciones se hubiesen emitido al portador.

-A continuación, nos encontramos con una Instrucción de la Dirección General de los Registros y del Notariado de 18 de noviembre de 2011 que obligaba a que la web se hiciese constar en los estatutos y que se anotase en el Registro Mercantil por medio de nota marginal.

-Por último, llegamos a la citada Ley 1/2012. Permitiendo la validad de la notificación en la web sólo en el caso de que estuviese inscrita en el Registro Mercantil.

No aplicación a la convocatoria de Junta del principio de conservación de actos.

Esta sucesión de cambios, no sólo implican una importancia fundamental del derecho transitorio, también pueden implicar numerosos problemas porque según la DGRN la convocatoria indebidamente convocada va a conllevar la nulidad de los acuerdos adoptados. Según la Res. 8 y 29 de noviembre de 2012 no se puede aplicar a la convocatoria de una Junta la doctrina que señala “la conservación de actos adoptados cuando existan defectos no sustanciales y no se lesione ningún interés legítimo”, para facilitar la fluidez del tráfico.

 

 

 

Anuncios

One thought on “El carrusel de reformas en la convocatoria de las Juntas Generales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s